Todo lo que necesitas saber para ir de excursión

Lo que debes saber para hacer excursionismo
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en G+

Cualquier época del año es buena para salir de paseo a la montaña. La idea es que puedas disfrutar del paisaje y la luz solar. En DeportesCaneda.com te diremos todo lo que necesitas saber para ir de excursión. Desde el equipamiento hasta la vestimenta recomendada para las actividades al aire libre.

Excursionismo, un paseo en contacto con lo natural

La primavera, el verano, otoño, incluso, el invierno son épocas donde puedes seguir disfrutando del aire libre. Todo es cuestión de conocer la capacidad de tu cuerpo ante las diferentes temperaturas, adaptarte y prepararte con todo lo necesario para salir de excursión.

Una excursión en una travesía que se hace a pie, por lo general. Hay varios motivos por los que se hacen estos recorridos, unas veces suelen ser por razones educativas, científicas, culturales y militares. Otras veces su finalidad es recreacional, turística y deportiva.

Cuando se realiza en ambientes naturales como el campo, la montaña, los ríos o la playa con la intención de aprovechar el ocio y ejercitar el cuerpo, se le llama excursionismo.

Todo lo que necesitas saber para ir de excursión

Antes de ir de paseo a la montaña, hay una lista de cosas que necesitas saber para ir de excursión. Hacer esta actividad requiere de una preparación previa para planificar la salida, llevar los materiales necesarios, vestir una ropa y calzado adecuados.  Además de una serie de recomendaciones que debes seguir para que disfrutes plenamente de la excursión.

Materiales para excursión

materiales-hacer-excursion

  • Kit de primeros auxilios: Lo básico que debes llevar en tu botiquín de primeros auxilios son analgésicos, vendas, cinta adhesiva, antisépticos, tiritas y algodón. Con esto será suficiente para tratar un dolor de cabeza producto de la altura lugar, y una pequeña herida por una caída o rozadura.
  • Brújula y plano cartográfico o GPS: Hay lugares donde es muy fácil perderse, como los bosques. En la actualidad pocos son los que saben guiarse por la posición del sol y menos por la de las estrellas. En un sendero tupido es difícil ubicarse y perder el camino hacia la salida. Por lo que llevar una brújula y un mapa del lugar es necesario para evitar contratiempos y que la noche te agarre allí. Para los más apegados a la tecnología un GPS puede ser la mejor opción.
  • Protección para el sol: Los rayos del sol afectan con mayor intensidad a la piel en la montaña. No importa la estación climática en la que hayas salido a hacer esta travesía, siempre es necesario que cubras tu piel con una loción que contenta factor de protección solar adecuado para la temperatura. Igualmente, lleva gafas de sol para proteger los ojos de la intensidad de la luz.
  • Ropa para el frío: Incluso, si has decidido ir de excursión en verano debes llevar una vestimenta que te proteja del frío. Esto porque en la montaña el clima tiende a variar. Y, en lo que menos te lo esperas puede formarse una tormenta. Dependiendo del lugar a donde vayas y del clima, puedes llevar polos de hombre.
  • Linterna: Ahora que está por entrar el otoño y la oscuridad llega tan pronto es recomendado es llevar una linterna con pilas cargadas y de repuesto. Igual, así vayas en verano o primavera, donde las horas de sol son más, debes meter en tu morral este instrumento, porque algún retraso puede causar que vuelvas ya entrada la noche a casa.
  • Herramientas multifuncionales: su practicidad y el poco espacio que ocupan en el morral las convierten en un básico para ir de excursión. Además que son muy útiles para hacer frente a varios imprevistos, como cortar material para cubrir heridas, pelar alimentos, etc.
  • Mochila: Y, por supuesto, no puede faltar la mochila. Que es el elemento que llevaremos a cuestas con todos los materiales de excursión antes mencionados. Basta con que sea cómoda para ti y entre lo indispensable para salir de paseo al aire libre.

¿Cómo vestir para ir de expedición?

Debido al tiempo que normalmente dura el recorrido y las zonas con desniveles por donde se andará, es necesario ataviarse con ropa flexible y cómoda. Unos pantalones de chándal, de cargo, malla o unos pantalones cortos de tela sintética.

Esto en combinación con camiseta con manga más una sudadera es lo esencial para estas salidas. Es importante usar varias capas delgadas de ropa, así podrás quitártelas o agregarlas de acuerdo con las variaciones climáticas. Y, en caso de que te mojes o ensucies mucho, puedas cambiarte de ropa.

Al mismo tiempo es necesario que te protejas de la insolación y de la intensidad solar con una gorra o sombrero campismo. También no estará demás que lleves un chubasquero, para que te cubras de las lluvias.

Teoría de las tres capas para la parte superior

En la parte superior del cuerpo (tronco y extremidades superiores) hay que aplicar la teoría de las tres capas. De adentro hacia afuera, la primera debe ser transpirable; la segunda, debe mantenerte abrigado y la última, tiene que protegerte de las variantes del tiempo.

Los excursionistas, montañistas o viajeros deben conocer de qué trata esta teoría.

  • Primera capa (transpirable): Se recomienda que sea de material sintético. Prefiere camisetas de microfibra ya que facilitará la evaporación del sudor. La prenda no se cargará de la humedad, y la piel transpirará libremente.
  • Segunda capa (para el frío): Ideal para recorridos en otoño e invierno, o lugares con bajas temperaturas. Esta impedirá que el calor corporal se esfume, lo cual hará que te mantengas caliente y contrarrestes el frío. Si este es tu caso, la última capa debe reforzar a la segunda. Lo adecuado será usar una chaqueta polar.
  • Tercera capa (protección externa): La función de esta es protegerte de las agresiones del clima. Si es época lluviosa, será impermeable; si es invierno, que te proteja del frio, de la nieve, del viento. A su vez debe permitir la transpiración corporal. Los vestuarios que cumplen con estas funciones de protección y transpiración están compuestos con membranas que facilitan estos requerimientos.

Para la parte inferior del cuerpo

Para proteger las extremidades inferiores lo recomendable es llevar pantalones de cargo o de trekking, que si son desmontables serán mucho mejor.

Pero, si el clima es extremadamente frío, aplica también la teoría de las tres capas: ponte una malla térmica y encima el pantalón de excursión. En caso de climas templados es suficiente con una sola capa, incluso, puedes llevar pantalones cortos.

Tipos de ropa de montaña

La ropa deportiva de montaña variará de acuerdo a la estación del año en que realices la excursión. Si sales en verano puedes llevar solo una capa: camiseta y pantalón largo o corto de trekking. Lleva en la mochila las demás mudas de ropa que pudieras necesitar: sudadera o chubasco. En cambio, si sales en invierno, aplica la teoría de las tres capas, compuesta por ropa técnica que mantenga el calor corporal y te ayude a transpirar.

Si acostumbras hacer excursiones en diferentes momentos del año, en tu armario no debe faltar: camisetas con diferentes largos de mangas, todas de fibra sintética. Pantalones de trekking largos, cortos, desmontables y mallas térmicas. Sudaderas, chaquetas de montaña, abrigos polares y chubasqueros.

Un tipo de prenda que casi no le ponemos atención es a las piezas interiores. Tal y como si se tratara de gimnasio, la ropa interior debe ser sintética o de tela técnica.

Calzado para trekking

calzado-adecuado-excursionismo

Cuando salgas de excursión es importante que prestes atención al cuidado de tus pies. No solo para evitar heridas y lesiones que te impidan disfrutar del paseo. Sino que también protejan tu andar de las temperaturas, ya que por las plantas penetra más el frío.

Lleva un par de calcetines según la cantidad de días en que estarás por fuera. Lo recomendable es que los cambies cada día, a lo mucho cada dos días. Y, según sea el lugar a donde irás, el calzado tiene que ser propicio para el ambiente.

Necesitarás botas de caña alta o baja, según el tipo de travesía. Las primeras son adecuadas para largas caminatas, mochilas pesadas y lugares accidentados. Las de caña media, como llegan al tobillo protegen esa parte.

También están las botas de alpinista, especial para terrenos extremos como inclinaciones, cumbres, y mucha nieve.

Si tomarás los caminos ya preestablecidos y poco escabrosos te servirán unas botas especiales para trekking, inclusive, unas zapatillas de hombre  estarían bien. Pero, si vas a la montaña y a recorrer terrenos abruptos las botas que uses deben cubrir y sujetar bien tus tobillos.

Cualquiera que sea tu elección, los zapatos para excursión debe cumplir con las características de un buen calzado: comodidad, flexibilidad y calidad. De igual manera, la suela tiene que ser gruesa y lo suficientemente ligera para no dañar los pies con la inestabilidad del camino.

Y, según sea el clima debe primar una de estas dos características: transpiración o impermeabilidad. Para los lugares templados, es decir, calientes y secos las botas deben ser transpirables. Pero, si el clima es fío o húmedo, el calzado tiene que ser impermeable.

Esto es todo lo que necesitas saber para ir de excusión. Y no olvides hidratarte y comer sano antes y durante la expedición.

ropa-basica-excursion-infografia

Fuente infografía  

Tags:

Últimas noticias