Cómo lavar la ropa deportiva #infografía

C mo lavar la ropa deportiva
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en G+

Aprender a lavar la ropa deportiva es esencial para que tus prendas duren más tiempo y no pierdan sus características especiales. Por eso en Deportes Caneda hemos preparado una guía que puedes seguir para darle el cuidado más apropiado a la ropa. ¡Mantén el mal olor y las manchas lejos de tus prendas deportivas.

Guía para lavar la ropa deportiva

La ropa técnica deportiva es distinta al resto de tus prendas de vestir. La compras por sus características especiales y su capacidad de mejorar tu rendimiento deportivo. Es de suponerse que también merecen un cuidado especial.

Los materiales con los que se fabrica este tipo de ropa son en su mayoría sintéticos, como políester, poliamida y elastano. También encontramos ropa hecha con mezclas de fibras sintéticas y naturales como algodón.

La ropa deportiva es cada vez más especializada y se fabrica de acuerdo a las características específicas de cada disciplina. Sin embargo, un punto que tienen en común es que están hechas para un uso prolongado. Soportan lavados continuos, pero si tomas en consideración sus particularidades al limpiarlas, durarán aún más.

Y además de extender su vida útil, también garantizas que no pierdan los tratamientos especiales que tiene las fibras. De tal manera que el lavado correcto garantizará que mantengan sus características por más tiempo a la vez que te brindan el confort que necesitas.

Al comprar tus prendas deportivas en nuestras tiendas revisa las instrucciones de lavado que traen las etiquetas. Haz lo mismo con el calzado y accesorios como gorras y mochilas y todo lo que utilizas en tus rutinas de ejercicio.

Aplica también estas recomendaciones para que tu ropa esté siempre limpia, sin manchas ni olores desagradables.

Escoge el detergente adecuado

Para proteger tu ropa de hacer deportes comienza por comprar los productos adecuados. Las características que la distinguen del resto de tu vestuario, también necesitan cuidados especiales. Los detergentes comunes, más que limpiarlos a profundidad, pueden dañar las fibras o reducir su efectividad.

Es importante comprar un detergente para ropa deportiva. En el mercado hay opciones distintas como el de Kiriko, Norit o Nuncas. Puedes probarlos y decidirte por el que mejor te funcione.

Lo que debes buscar en el detergente es que mantenga la ropa limpia y les devuelva la frescura que tenían antes de usarla. Debe remover manchas, los malos olores y eliminar las bacterias sin hacer daño a los tejidos.

La ropa técnica tiene características y una estructura especial que es lo que permite que sean impermeables, aislantes, que filtren los rayos UV o cualquiera que sean sus propiedades. El detergente debe proteger esas particularidades.

Si usas jabón regular, este debe ser neutro, sin olores. No utilices suavizante para lavar la ropa de hacer deportes. Este producto lo que hará es desgastar los tejidos y puede crear una capa que afecta la capacidad de absorber el sudor. Y de hecho, en vez de dejarles una fragancia agradable, la hará menos resistente a los malos olores.

¿Lavar a mano o a máquina?

Es preferible lavar la ropa a mano, ahorras en energía y extiendes su tiempo de vida. Pero no siempre tendrás tiempo de hacer esto, así que también lo puedes hacer a máquina.

En este último caso toma las precauciones necesarias. Utiliza siempre el ciclo delicado y si tiene uno específico para ropa deportiva ya sabes que ese es el que debes escoger. El tiempo de lavado debe ser corto y el agua tiene que estar a temperatura baja. Escoge un centrifugado a altas revoluciones para que el secado sea lo más rápido posible.

Para secar también es preferible colgar la ropa antes que colocarla en la secadora. De hecho, hay prendas específicas que deben mantenerse alejadas de estas máquinas. Por ejemplo, la ropa para hacer ciclismo, los trajes de neopreno o los gorros de baño. Deja secar la ropa al natural, sin que los rayos del sol les den directo a los tejidos.

Las zapatillas o accesorios como guantes y bandas para el brazo tampoco deben meterse ni en la lavadora ni en la secadora.

Lava la ropa después de cada sesión

En un escenario ideal debes lavar la ropa justo al terminar la sesión de ejercicio. Pero en Caneda sabemos que esto no siempre es posible. Entonces, ¿cómo lavar ropa técnica si de comienzo no cumples con el primer requisito?

Si no puedes lavar la ropa de inmediato, cuélgala para que se seque. También puedes aprovechar el momento del baño para darle una primera lavada rápido. Así eliminas la suciedad más superficial y más adelante puedes lavarla a profundidad.

Cuando la ropa tenga un olor muy fuerte colócala a remojar en un poco de agua con vinagre. El bicarbonato de sodio también ayuda a neutralizar los olores. Deja tu indumentaria dentro de esta mezcla por varias horas y luego aplícales el lavado habitual.

También es importante que no mezcles las prendas deportivas usadas con el resto de la ropa, ni en la cesta ni en la lavadora. Esto creará el ambiente apropiado para que las bacterias se reproduzcan.

Cada prenda necesita un cuidado especial

Cada pieza es distinta y tienes que proteger los tejidos de acuerdo a cómo estén fabricadas y la función que cumplen. Tanto las camisetas, como los pantalones o faldas tienen que lavarse con agua fría y colgarlas para secarse.

Aunque pienses que el calor del agua y la secadora ayudarán a eliminar las bacterias más rápido, no es así. Al contrario, los tejidos absorberán los malos olores más rápido.

El calor de la secadora también daña los componentes que le dan elasticidad a la ropa. Por este motivo, los sujetadores deportivos deben secarse al natural para que no pierdan sus propiedades. Además, para evitar que estos se deformen debes tener más de uno y rotarlos; no uses el mismo todos los días.

Cuida también los calcetines deportivos. No uses ni suavizante ni detergentes que contengan cloro, en especial si son de lana, porque dañan el tejido.

La ropa de ciclismo también se lava con agua fría en un ciclo delicado si es a máquina. Se deja secar al natural, bajo ninguna circunstancia la lleves a una secadora eléctrica.

En el caso de los trajes de neopreno se tienen que enjuagar después de casa uso para eliminar los restos de suciedad. Luego se coloca durante 15 minutos dentro de una mezcla de agua fresca con bicarbonato de sodio y se vuelve a enjuagar.

Cuélgalo al revés en una percha plástica, por la cintura y no lo coloques directo a la luz del sol.

¿Cómo lavar las zapatillas deportivas?

limpiar-zapatillas-deportivasLas zapatillas también deben tener un cuidado especial. Lava cada parte del zapato por separado. Retira los cordones y colócalos en una bolsa para prendas delicadas y mételos en la lavadora. El resto lo tienes que lavar a mano.

Si al terminar tu rutina del día, los zapatos tienen tierra o polvo, retíralo con un cepillo suave. Si es barro, deja que seque y luego aplica la misma técnica. Mezcla agua con un poco de detergente para eliminar las manchas de la parte exterior. Por último limpia, con una esponja húmeda y deja secar.

No utilices secadora, secador de cabello ni los coloques cerca de una fuente directa de calor porque podría dañar el material de los zapatos.

Para eliminar el sucio y manchas de la suela, frótalas con un cepillo de dientes viejos y una mezcla de bicarbonato de sodio y detergente.

Si puedes retirar la plantilla interna de la zapatilla, lávalas y déjalas secar por separado. Si no, rocía un poco de bicarbonato de sodio cuando los vayas a dejar secando.

Un truco que nos regala Active para evitar el mal olor en los zapatos es rociar una mezcla de bicarbonato de sodio, polvo para hornear y almidón de maíz en el interior antes de cada uso. Esto mantendrán tus zapatillas deportivas frescas.

Mantén limpios tus accesorios para hacer deporte

La ropa no es lo único que utilizamos para hacer deporte y, por lo tanto, no es lo único que debemos cuidar. Todos los complementos y accesorios merecen que les demos el mismo mantenimiento para que nos duren más tiempo.

Por ejemplo, los guantes para levantar peso se lavan con una mezcla de agua, detergente y vinagre. Elimina el exceso de líquido con una toalla y déjalos secar al natural. Aplica el mismo proceso si usas algún tipo de banda o brazalete para correr.

Las gorras deportivas se lavan a mano con una pequeña cantidad de detergente y también se dejan secar al aire libre.

El casco para hacer ciclismo lo puedes lavar con el mismo champú que usas para lavarte el cabello. Con un cepillo de dientes frota las correas y los lugares de difícil acceso para eliminar todo el sucio.

Los gorros de natación se enjuagan con agua fresca después de utilizarlo, se secan con una toalla y se cuelgan. Puedes colocar un poco de talco en el interior para evitar que se pegue.

Si usas lentes, enjuaga y retira el sucio con agua fría. Luego limpia con una toalla especial para lentes y guárdalos en un estuche protector.

Ya sabes cómo lavar la ropa deportiva. En la infografía de Active encontrarás estos y otros consejos, pero si tienes alguna otra sugerencia, no dudes en dejarnos un comentario. ¡Nos gustaría escuchar tu opinión!

Fuente infografía

Cómo lavar tu ropa deportiva infografía (1)

 

Últimas noticias