6 pasos para escoger las zapatillas de running #infografía

Pasos para escoger las zapatillas de running
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en G+

En deportescaneda.com queremos darte algunos consejos para escoger las zapatillas de running. Sabemos que al momento de comenzar a hacer ejercicios necesitarás los accesorios adecuados, y aquí podrás encontrarlos. Toma nota de estos consejos al momento de comprar los zapatos para correr en nuestra tienda.

1. Identifica el tipo de zapato

Al momento de escoger los zapatos tienes tres opciones, primero la de comprar zapatos para running en carretera, la otra para running en campo abierto (trailrunning) y también de cross-training que son más enfocados en el ejercicio bajo techo.

Los zapatos para correr en carretera son ideales para superficies de pavimento, cemento o asfalto, con solo pocas irregularidades. Deben ser ligeros y flexibles, con  amortiguación o con la opción para estabilizar el pie.

En cambio, las zapatillas para trailrunning se usan para correr en caminos de tierra o barro, rutas fuera de la carretera. Deben tener una suela más gruesa, para una tracción más sólida. Además, estar reforzados para ofrecer estabilidad, soporte y protección a la planta del pie.

Otra opción son los zapatos de cross-training, ideales para el gimnasio, ejercicios de crossfit o cualquier otro tipo de actividad donde se tiene más contacto con el suelo.

Una vez que decidas cuál zapato necesitas puedes seguir con los siguientes pasos. Así podrás escoger las zapatillas más cómodas para llevar a cabo tu actividad deportiva preferida.

2. Determina tu tipo de pie

Si quieres comprar unos zapatos que te queden realmente bien, lo mejor es medirte el largo y el ancho usando un dispositivo Brannock. Así podrás saber realmente cuál es tu talla.

Toma en cuenta que los pies cambian, por lo que debes medir tu pie frecuentemente. El pie cambia a medida que envejecemos, por lo que es ideal medirte dos veces al año. Además, al comprar toma en cuenta que las tallas cambian entre marcas.

Además, revisa el arco de tu pie haciendo la prueba del papel con agua. Es muy sencilla, tienes que mojar tu pie, pararte sobre una hoja de papel. Y revisar la impresión que queda, en la infografía al final del texto podrás ver detalles sobre cómo se ven en la hoja las distintas impresiones.

Los tipos de arco del pie son:

  • Arco alto. Dejará una huella con una curva.
  • Arco mediano. Dejará una marca entre la del arco alto y la del bajo.
  • Arco bajo. En el papel quedará marcado casi completo el pie.
  • Pie plano, sin arco. Sabrás que tienes este tipo de arco si con la prueba anterior dejas la huella del pie completa en el papel.

3. Observa el movimiento de tus tobillos

La pronación afecta el movimiento lateral de tu pie, ya que empuja el pie hacia adelante. Absorbe el impacto y reduce la presión en las articulaciones. Se refiere a cómo el pie del corredor se apoya lateralmente. Hay distintos tipos de pronación:

  • Supinación: es cuando el tobillo se va hacia afuera.
  • Pronación neutral: es un patrón neutro donde se mantienen los tobillos rectos.
  • Sobre-pronación: es la predisposición de los tobillos hacia adentro.

4. Usa la información para escoger las zapatillas de running

Si tienes un arco alto y una pronación normal puedes optar por zapatos normales o neutrales. Son diseñados para mantener el pie alineado. Ideales para corredores neutrales, absorben los golpes y dar soporte medio al arco.

Si tienes un arco normal y pronación normal debes optar por un zapato de estabilidad (stability). Son zapatos con amortiguación, suaves pero firmes. Ayudan a estabilizar el movimiento del pie, de ahí su nombre.

Con un arco alto y un pie supinador necesitarás unos zapatos con amortiguación. Estos zapatos tienen un talón de 12 milímetros de alto.

Mientras que si tienes pie plano y pronación severa o moderada lo ideal es que compres zapatos de control de movimiento.

Al comprar las zapatillas de running adidas tienes que asegurarte que quepa al menos un dedo entre la punta de los dedos y la punta del zapato. Porque cuando hay mucha circulación de sangre el pie suele hincharse y de desliza con las pisadas, no querrás sufrir rozaduras en tus dedos con el roce.

Otras opciones de zapatos son los minimalistas, que son muy ligeros, tienen muy poco o ningún soporte en el arco y en el talón. Buscan que corras de forma más natural. También están los zapatos para correr descalzo, que dan una mínima protección de los daños potenciales del suelo; muchos de estos no son acolchados en el talón.

5. Haz la prueba de flexibilidad del zapato

Al tener los zapatos de correr en la mano puedes hacer una prueba de flexión de los mismos, toma la punta y dóblala hacia atrás. Una buena flexión permite que la punta se doble pero no demasiado, el doblez debe ser antes de los cordones.

Una flexión excesiva, si se doblan a la mitad, si toda la punta del zapato se dobla hacia atrás no es la mejor opción.

6. Puntos que no debes olvidar

Opta siempre por unos zapatos que te queden bien, debes saber qué talla escoger para zapatillas de running, esto te dará mayor estabilidad.

Prefiere igualmente un modelo que indique que es resistente al agua, esto te ayudará en días de lluvia a tener un mejor desempeño.

Si vas a correr en terrenos distintos al asfalto busca zapatos con mejor tracción, evitarás caídas o traspiés que pueden terminar en una lesión. Prefiere en este caso los zapatos de trailrunning que mencionamos en el primer punto.

Si sales a correr de noche regularmente prefiere las telas reflectoras, así te verán los vehículos y otros corredores. En este caso opta también por ropa en colores neón, son una excelente opción y además están a la moda.

Compra dos pares de zapatillas de correr, que puedas intercambiar regularmente. Esto te permite garantizar un buen balance y menos lesiones. Además, los zapatos al tener tiempo para airearse podrán necesitar menos trabajo de limpieza, no se quedarán con los malos olores del sudor.

Los calcetines también son importantes a la hora usar las zapatillas de running. No compres la opción más barata, las mezclas acrílicas o sintéticas pueden ser la mejor opción porque mantienen la forma y también se conservan secas. Este tipo de calcetines son cómodos y evitan los malos olores. Considera comprar unos específicos para correr, que se adapten a tus necesidades.

Algunas técnicas de limpieza

limpiar zapatillas deportivasAprende cómo lavar tu ropa deportiva y tus zapatos. Sabemos que luego de terminar de usar tus zapatos, de correr, seguro querrás quitártelos al momento al llegar a casa. Pero, no lo hagas nunca sin desatar los cordones. Al hacer esto evitarás que se estiren y pierdan su forma natural.

Al usar tus zapatos para ejercitarte, sudas. Hay formas de evitar los malos olores. Quita las plantillas y echa un poco de bicarbonato de sodio en los sneakers. Déjala actuar por la noche y elimínala en la mañana. Otra opción es agregar algo de vinagre de vino blanco dentro de los zapatos y dejar que se sequen al aire.

Si corriste bajo la lluvia o lavaste los zapatos, la mejor opción para que se sequen bien es colocar papel periódico dentro de estos y dejar que se sequen al aire libre. Colocarlos cerca de la calefacción o en la secadora es mala idea, porque puede dañar la pega de los zapatos y estirar los componentes.

Si quieres extender la vida de las zapatillas de running úsalas solo para correr, no para otros deportes o para salir de compras o con los amigos. Usarlos para otros propósitos hará que se dañen más rápido.

Últimos consejos para elegir zapatillas de running

Comprar zapatos de correr baratos es un ahorro que a la larga te saldrá caro. Generalmente las opciones más económicas no funcionan bien y podrían causarte problemas en tus pies y piernas. Si tu presupuesto no alcanza para los más costosos, busca unos de gama media, de marcas reconocidas como Adidas, Nike, Asics, Reebok, Mizuno , entre otras.

Tampoco compres zapatos de correr de segunda mano. Con el tiempo pierden elasticidad y el plástico se daña.

Debes saber cuándo se les acabó la vida útil a tus zapatos viejos. Generalmente los zapatos de correr duran entre 400 y 500 millas antes de que se dañen. Si empiezas a experimentar dolor en las articulaciones antes, puede ser porque ya estén dañados.

Si luego de comprar tus zapatos no son tan cómodos como esperabas, puedes optar por colocarle plantillas internas, que ayudarán a que se sientas más cómodos, te darán más soporte y quedarán mejor. Es una opción económica que te ayudará mucho.

Escoger las zapatillas de running de acuerdo a las características de tu pie y tus objetivos como deportista te ayudará a tener un mejor desempeño y evitar lesiones. ¿Qué tipo de zapatillas usas? ¿Conoces realmente tu pie? Coméntanos sobre tus preferencias en calzados para practicar deportes.

pasos para escoger las zapatillas de running infografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente infografía

Tags:

Últimas noticias